LUCILA DE PONTI

Santa Fe confirmó que está al borde del colapso sanitario

Lo indicó la Legisladora provincial y dirigente del Movimiento Evita, Lucila De Ponti.
miércoles, 19 de mayo de 2021 · 10:23

Desde el domingo, la provincia de Santa Fe confirmó que tanto en la ciudad capital como en Rosario, las camas de terapia intensiva están ocupadas casi al 100 por ciento, por lo que debieron derivar pacientes a otras localidades aledañas para descomprimir el sistema de salud.

En un momento donde el Ministerio de Salud estuvo apunto de confirmar el colapso sanitario, la diputada provincial santafesina y miembro del Movimiento Evita, Lucía De Ponti indicó en dialogo con Radio Gráfica que es necesario tomar nuevas medidas para bajar los contagios de coronavirus.

Lucila De Ponti.

En Rosario, se confirmó hace algunas semanas que circulaba la cepa de Manaos, una de las más contagiosas registradas por la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Malbrán hasta este momento.

En este sentido, De Ponti manifestó que la decisión del gobernador Omar Perotti tiene que ver con la oficialización de la suspensión de clases presenciales y el cierre de actividades no esenciales.

El indicador, que marca este momento difícil que estamos atravesando, tiene que ver con el nivel de ocupación de camas en los prestadores de salud tanto públicos como privados de la provincia, sobre todo en las grandes ciudades.

Además, la Legisladora y dirigente social  insistió en que Santa Fe Capital, Rosario y Rafaela son las ciudades más afectadas por la pandemia y por lo tanto, donde se concentra el mayor estrés del sistema sanitario. “Los médicos no dan abasto”, aseveró.

El sistema de salud santafesino está estersado.

Al estar ocupadas todas las camas del sistema de salud se genera la imposibilidad de garantizar atención a todos los que la necesiten. Necesitamos que baje la circulación para intentar reducir la curva de contagios.

De Ponti, aclaró que la provincia tiene una metodología de articulación entre el sistema de salud público y privado para fortalecer la circulación de pacientes y profesionales, con el objetivo de no dejar a ninguna persona esperando por una cama UTI. Además, para intentar descomprimir el sistema sanitario, el Movimiento Evita se comprometió con los profesionales de la salud y recorrió junto a la clínica móvil San Lorenzo y otras localidades para que los vecinos puedan atenderse con atención médica primaria, sin necesidad de acudir a un hospital y esperar en una guardia. 

Otras Noticias