REFRANES

Cuál es el origen de los refranes

Son las frases más usadas en la cotidianeidad.
martes, 12 de octubre de 2021 · 15:36

Muchos de los dichos populares que decimos habitualmente son refranes. Estos tienen la particularidad de adecuarse a una situación especial. Los refranes son transmitidos de generación en generación y han llegado hasta hoy a través de narraciones.

Tiempo más tarde, con la escritura comenzó a diversificarse. Los refranes ayudan a las personas a comprender situaciones complejas o salir de un hecho cuando no se sabe que decir. Tal es el caso del refrán que hace alusión a que si una persona se levanta temprano y trabaja, Dios la va a ayudar. 

¿Cuál refrán te sugiere esta foto?

Los refranes son oraciones que se utilizan de manera habitual en las conversaciones.  "A quien madruga, Dios lo ayuda". Dichos populares son muy comunes y forman parte del día a día. Un dicho que puede no tener relación con la realidad en la gran mayoría de los casos.

 Algunas están asociadas con la religión o con la espiritualidad. No caben dudas que a lo largo de los años siguen siendo utilizadas sin importar la edad o la región en dónde se implementen. Los refranes son parte del lenguaje y cultura de una sociedad a punto tal que son transmitidos de generación en generación. 

Despertador.

Pocas veces se pone en cuestionamiento el origen de los refranes. Es que al estar inmersos en la cultura se desconoce, en muchos casos de dónde provienen o si tienen un autor. En el refrán: "Ojos que no ven, corazón que no siente" se lo relaciona con el amor. 

En este sentido, este refrán pone de manifiesto que si alguien desconoce una infidelidad es poco probable que pueda sentir pena o tristeza alguna. Sin no ves que estás siendo engañado puede que sigas en esa relación y que la persona engañada, jamás se de cuenta. 

Personas conociéndose.

Los refranes más conocidos

  • Más vale pájaro en mano que cien volando
  • No hay mal que por bien no venga. 
  • Mejor malo conocido que buenos por conocer
  • No hay peor ciego que el que no quiere ver. 
  • El que mucho abarca poco aprieta. 
  • A palabras necias, oídos sordos.

 

Otras Noticias