BARBY FRANCO

Barby Franco: el difícil tratamiento para embarazarse

Junto a Fernando Burlando dieron detalles del proceso.
domingo, 21 de agosto de 2022 · 02:24

No fue fácil para Barby Franco llegar a este punto de su vida. Sus ruegos fueron escuchados, aunque la ciencia médica aportó su parte para que el milagro venga en camino.

Barby Franco vive su quinto mes de embarazo. Está absolutamente feliz, más plena, más radiante y más bella que nunca. No es para menos, Emma late dentro suyo y la convierte en una dulce futura mamá.

Su pareja, Fernando Burlando, fue quien contó lo difícil que fue el tratamiento al que la modelo debió someterse para estar embarazada. En diálogo con revista "Caras", el abogado explicó de qué manera se realizó el proceso. "La idea fue optar por un tratamiento con marco jurídico", señaló. 

A la vez, comentó que "Barby arrancó con los análisis hace casi dos años y medio y, una vez concluida la primera fase, se le implantó el embrión de un varoncito". Para ello, "todo ayudado con mucha medicación y habiéndola preparado hormonalmente".

El papá de Emma expresó que "buscar un b*bé por este mecanismo es una tarea grata y sacrificada a la vez". La parte difícil fue porque "a los dos meses del implante tenemos la fea noticia de que lo pierde, que la famosa hormona beta no siguió creciendo". Esto sucedió en diciembre pasado.

La ex azafata de Guido Kazca agregó que "cuando asumimos hacerlo sabíamos que el porcentaje de éxito era de 50 y 50". Sin embargo, tanto ellos como "la gente que hace estos tratamientos lo sabe, pero las ilusiones las tienes". Pero lo peor fue cuando "esa hormona que va creciendo, de un día para otro no creció más".

Burlando indicó que "una vez que pasó eso, tienes que esperar un tiempo para volver a generar esa situación, con muchas inyecciones de vuelta". Fue en esos momentos cuando él vio a Barby "con una tolerancia al dolor y a la frustración que yo no tengo"; sin embargo, ella "estaba triste y angustiada".

Luego de dos intentos fallidos, finalmente, Barby Franco logró lo que tanto ansiaba. Fue entonces cuando ella dijo: "Que sea lo que Dios quiera", porque "estaba muy agotada mental y corporalmente". Y, de repente, cuando no lo esperaba, su hija comenzó a crecer en su vientre.

Otras Noticias