QUITAR MANCHAS

Cómo quitar manchas de los cubiertos y recuperar el brillo

Te van a quedar como nuevos, recién comprados.
viernes, 17 de noviembre de 2023 · 19:57

Los cubiertos son utensilios para la cocina que se usan para comer y para servir alimentos. Los más habituales son los de acero inoxidable, principalmente por el hecho de tener una amplia durabilidad y también resistencia a la oxidación. No quedan dudas de sus ventajas, pero la realidad es que, pese a su nombre, pueden mancharse.

Esas manchas en los cubiertos pueden ser causadas por la exp*sición a ciertos alimentos o por el uso de detergentes que son muy abrasivos. Esto implica que, más allá de tener una vida útil bastante extensa, no hay que descuidar para nada todo lo que sea su mantenimiento. En caso de ser tarde, lo positivo es que se pueden salvar.

Primero que nada, hay que tener en cuenta que para evitar todas esas manchas es importante lavarlos luego de cada uso con agua y jabón y después secarlos bien. También resulta clave no dejar que los restos de comida se endurezcan y además evitar que los cubiertos queden en remojo. Todo eso hace que pierdan su brillo.

Cómo quitar las manchas y dejar los cubiertos relucientes

1. Una opción es usando vinagre. Se puede hacer mezclando una parte de vinagre con cuatro de agua dentro de un recipiente, dejando remojar los cubiertos por 10 minutos. Luego se enjuaga y se seca con un paño limpio. Hay muchos que lo hacen solo con ese producto, puro, dejándolo actuar por 5 minutos para luego limpiarlo.

2. Otra alternativa para hacer que los cubiertos brillen es con bicarbonato de sodio, específicamente dos cucharadas soperas mezcladas con un poco de agua. Con la ayuda de algún paño, hay que frotar la mezcla en las manchas. Pasado cierto tiempo,  hay que enjuagar con agua. También se pueden dejar en remojo los cubiertos.

3. Para este tipo de materiales, también puede servir el zumo de limón. Se lo puede mezclar con bicarbonato de sodio hasta formar una pasta, que luego se utilizará para cubrir la mancha. Hay que dejar actuar por alrededor de 20 minutos, pasado el tiempo retirar con una esponja suave y al final enjuagar con abundante agua.

En caso de tener cubiertos de plata, la eliminación de manchas también resulta muy simple. El truco consiste en lavarlos con agua y jabón, aclarar y secar. Luego, mezclar dentro de un recipiente dos cucharadas de bicarbonato y un poco de agua. Con ayuda de un paño, frotar la pasta en manchas y solo quedará enjuagar bien.

Las ventajas de limpiar con bicarbonato de sodio

En primer lugar, el bicarbonato de sodio es un limpiador suave y no abrasivo que no dañará la superficie del acero inoxidable, efectivo para eliminar manchas y marcas de agua. Además, como si eso no fuera suficiente, hay que tener en cuenta que hablamos de un producto natural, por lo que no dañará el medio ambiente.

Por otro lado, este bicarbonato de sodio es un limpiador económico y fácilmente disponible. Se puede encontrar en diferentes tiendas de comestibles y supermercados. Además, es un producto versátil que se puede utilizar para limpiar una variedad de superficies del hogar. ¿Qué estás esperando para usarlo en tus cubiertos?

Comentarios