Salud

7 beneficios de consumir cáscaras de frutos secos como almendras, nueces y pistachos

No tirés más esto que puede resultar muy bueno para tu salud.
sábado, 16 de septiembre de 2023 · 16:31

Los frutos secos son alimentos muy nutritivos y saludables, que aportan proteínas, grasas insaturadas, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Sin embargo, muchas veces desechamos sus cáscaras, sin saber que también tienen beneficios para nuestra salud.

Las cáscaras de frutos secos como almendras, nueces y pistachos contienen compuestos bioactivos que pueden ayudarnos a prevenir y tratar diversas enfermedades. En este artículo, te presentamos 7 beneficios de consumir cáscaras de frutos secos:

  • Mejoran la salud cardiovascular: Las cáscaras de frutos secos contienen fitoesteroles, que son sustancias que reducen la absorción del colesterol en el intestino y disminuyen sus niveles en la sangre. Además, contienen polifenoles, que son antioxidantes que protegen las arterias del daño oxidativo y la inflamación. Estos efectos contribuyen a prevenir y mejorar las enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis, la hipertensión o el infarto.
  • Previenen el cáncer: Las cáscaras de frutos secos también contienen compuestos anticancerígenos como el ácido elágico, la melatonina o el resveratrol, que pueden inhibir el crecimiento y la proliferación de las células tumorales, inducir su muerte programada o apoptosis, y evitar su invasión y metástasis. Estos compuestos actúan sobre diversos tipos de cáncer, como el de mama, el de próstata, el de colon o el de piel.
  • Mejoran la salud digestiva: Las cáscaras de frutos secos son una fuente de fibra dietética, que es un tipo de carbohidrato que no se digiere ni se absorbe en el intestino. La fibra dietética tiene múltiples beneficios para la salud digestiva, como regular el tránsito intestinal, prevenir el estreñimiento, favorecer el crecimiento de la flora bacteriana beneficiosa o probiótica, y proteger la mucosa intestinal. Además, la fibra dietética puede prevenir o mejorar enfermedades digestivas como el síndrome de intestino irritable, la diverticulitis o el cáncer de colon.

  • Fortalecen el sistema inmunológico: Las cáscaras de frutos secos también contienen compuestos inmunomoduladores como los beta-glucanos, que son polisacáridos que estimulan la actividad de las células del sistema inmunológico, como los macrófagos, los linfocitos o las células asesinas naturales. Estos compuestos pueden aumentar las defensas del organismo frente a agentes infecciosos como virus, bacterias o hongos, y también frente a agentes tumorales.
  • Protegen la salud ósea: Las cáscaras de frutos secos son una fuente de calcio y magnesio, que son minerales esenciales para la formación y el mantenimiento de los huesos. El calcio es el principal componente del tejido óseo, mientras que el magnesio interviene en la regulación del metabolismo del calcio y en la activación de las enzimas implicadas en la síntesis del colágeno. Estos minerales pueden prevenir o retrasar la pérdida de masa ósea asociada al envejecimiento o a la menopausia, y reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas.
  • Mejoran la salud cerebral: Las cáscaras de frutos secos también contienen compuestos neuroprotectores como los ácidos grasos omega-3, que son grasas esenciales para el funcionamiento y la estructura de las membranas celulares del cerebro. Los ácidos grasos omega-3 pueden mejorar la comunicación entre las neuronas, favorecer la neurogénesis o formación de nuevas neuronas, y prevenir el estrés oxidativo y la inflamación cerebral. Estos efectos pueden mejorar las funciones cognitivas como la memoria, la atención o el aprendizaje, y prevenir o retrasar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.
  • Controlan el peso corporal: Las cáscaras de frutos secos también pueden ayudar a controlar el peso corporal, ya que tienen un efecto saciante y regulador del apetito. La fibra dietética que contienen las cáscaras de frutos secos aumenta el volumen y el tiempo de permanencia de los alimentos en el estómago, lo que produce una sensación de plenitud y reduce el consumo de calorías. Además, la fibra dietética puede influir en la liberación de hormonas que regulan el apetito, como la grelina o la leptina, y en la absorción de nutrientes como los azúcares o las grasas.

Espero que te haya gustado este artículo sobre los 7 beneficios de consumir cáscaras de frutos secos como almendras, nueces y pistachos. Como ves, las cáscaras de frutos secos son una parte muy valiosa y saludable de estos alimentos, que no deberíamos desperdiciar. 

Comentarios